Colombiamoda más allá de las pasarelas: La propuesta de moda del SENA que puede salvar el planeta

En mi incansable búsqueda por los pabellones de Colombiamoda para encontrar propuestas viables que se salieran de los conceptos tradicionales, encontré con agrado el stand del SENA, el cual honestamente nunca decepciona.

Llamó mi atención el hecho que una diseñadora estaba proyectando innumerables combinaciones de estampados con colores sobre prendas blancas, lo cual me hizo inmediatamente pensar en la disminución del impacto ambiental si en vez de hacer uso de materiales para prueba y error, para posteriormente desecharlos, hiciéramos uso de la tecnología.

Esta es entonces la historia del Fashion Mapping contada por el SENA.

¿Qué significa Fashion Mapping?

Es la implementación de texturas y formas por medio de la proyección en las siluetas de las prendas.

Entonces, los diseñadores y hasta el usuario final podrían visualizar un sinfín de combinaciones sin la necesidad de hacer miles de prendas físicas.

¡A esto le llamo ser parte de la cuarta revolución industrial!

Maria Kamila Garcia Perez, Diseñadora de modas, quien hace parte del Equipo Central WorldSkills e Investigadora Sennova -SENA generosamente me compartió apartes de su investigación en torno a este interesante tema, los cuales les comparto a continuación con su autorización:

Desarrollo

 Actualmente, después de la industria petrolera, la que más contamina es la industria de la moda, además de gastar grandes cantidades de agua en el proceso de producción de telas y sobre todo en los subprocesos de acabados, como consecuencia genera grandes cantidades de residuos y agua contaminada, la cual muchas veces es vertida a los ríos y mares sin ninguna precaución, acabando así con este recurso no renovable. Por ejemplo, para una camiseta se utilizan 2720 litros de agua en su producción, esta es la cantidad en promedio de agua que consume una persona en 3 años.

Lo anterior es solo una parte de la problemática, en cuanto el desuso, tan solo en la ciudad de Bogotá, a diario se desecha de 350 a 600 toneladas de ropa en el vertedero de Doña Juana, la mayoría de las prendas en el mundo son hechas a base de poliéster, y pueden tardar en descomponerse más de 500 siglos.

Es increíble por que el 95% de la ropa desechada puede ser reciclada y/o supraciclada, en cambio, esta ropa en descomposición se convierte en residuos sólidos que dificulta la circulación de los lixiviados (Líquidos que ayudan al proceso de descomposición en los rellenos sanitarios).

Estas cifras son preocupantes ya que en promedio en el mundo se fabrican anualmente 80 mil millones de prendas, es decir la moda es nuestro deshecho más común y perjudicial para la vida. “Los recursos renovables del planeta, como el agua, el aire, la madera, y los peces, se están agotando rápidamente como consecuencia del aumento de población y del desarrollo económico, mientras que la explotación de recursos no renovables tales como metales y minerales está modificando el medio ambiente de forma irreversible”. 1.Minimización de residuos textiles (s.f.).

El Fast Fashion se consolida en la década de los 90’s, nace como consecuencia de dar respuesta rápida a supuestas necesidades del consumidor, está basado en el sistema capitalista de nuestros tiempos. A su vez es el responsable del acelerado crecimiento de monopolios como inditex, H&M, GAP, Uniqlo, entre otros. Empresas como estas son las responsables del consumo masivo de ropa, de igual manera fomentan esclavitud del siglo XXI, en países como Bangladesh, el 80 % de las personas que trabajan en las maquilas son mujeres, y ganan en promedio 1 dólar diario por trabajar jornadas laborales de más de 12 horas. El concepto de vestirse pasó de ser una necesidad primordial a una obligación social. Como conclusión:

La  moda se oculta en una cortina de humo, por medio de los medios de comunicación solo buscan vender, a través de aspiracionales de vida banales, pretenciosos y opulencias ridículas. Como resultado, su sucio secreto no llega al consumidor.

Por otro lado, el mapping, nace del arte contemporáneo, consiste en la proyección de imágenes y/o videos en formas y estructuras reales, generando así efectos visuales 2D y 3D. Este se caracteriza por su relación con la música, el interactuar con espacios reales y la percepción del público. Es la combinación entre el arte y la tecnología; como resultado un espectáculo. Sin embargo más allá del show, tiene múltiples aplicaciones, como en la ciencia, por ejemplo; la implementación de microscopios, por medio de la proyección de las imágenes que arrojan, se pueden crear nuevos escenarios poco convencionales, como relacionar las bacterias, el ser humano y el contexto. Con respecto a otras artes transversales, cuando se mezclan, con la danza contemporánea, se crean resultados donde el movimiento del cuerpo puede determinar los resultados de la imagen y viceversa. Al vincular artes visuales, como el mapping con la moda, podemos proyectarnos y buscar una solución para las problemáticas previamente planteadas. En esta ocasión el arte y la tecnología crean soluciones para la moda y el diseño.

El Fashion mapping, puede aplicarse a la industria de la moda actualmente para generar menos prototipos físicos, disminuir notoriamente tiempos de producción e incluso el impacto ambiental, es decir, con una sola muestra, hecha en una base textil blanca, se puede usar un video beam y un software especializado en mapping como por ejemplo; Madmapper o Resolume Arena, y hacer evaluaciones antes de lanzar una colección.

Gracias a la proyección de color, cortes, siluetas, texturas, tamaños, entre otros, no hay necesidad de hacer muchos prototipos físicos con estas variables. Planteando una mirada futurista, esta idea puede ser evolucionada implementando tecnología Kinect o sensores que reconozcan el movimiento del cuerpo, de esta manera se podría garantizar la portabilidad de prendas básicas mapeadas por un proyector, el diseño podría ser modificado infinitamente sin alterar la prenda base. De esta manera podremos generar un sin fin de atuendos sin atacar el medio ambiente y los trabajadores esclavizados en el sistema moda.

Al vincular artes visuales, como el mapping con la moda, podemos proyectarnos y buscar una solución para las problemáticas del sistema consumista. En esta ocasión el arte y la tecnología crean soluciones para la moda y el diseño.

El Fashion mapping, puede aplicarse a la industria de la moda actualmente para generar menos prototipos físicos, disminuir notoriamente tiempos de producción e incluso el impacto ambiental, es decir, con una sola muestra, hecha en una base textil blanca, se puede usar un video beam y un software especializado en mapping como por ejemplo; Madmapper o Resolume Arena, y hacer evaluaciones antes de lanzar una colección. Gracias a la proyección de color, cortes, siluetas, texturas, tamaños, entre otros, no hay necesidad de hacer muchos prototipos físicos con estas variables.

Planteando una mirada futurista, esta idea puede ser evolucionada implementando tecnología Kinect o sensores que reconozcan el movimiento del cuerpo, de esta manera se podría garantizar la portabilidad de prendas básicas mapeadas por un proyector, el diseño podría ser modificado infinitamente sin alterar la prenda base.

De esta manera podremos generar un sin fin de atuendos sin atacar el medio ambiente y los trabajadores esclavizados en el sistema moda.

Gracias infinitas a Maria Kamila Garcia Perez por su paciencia y generosidad, y como siempre gracias al SENA, mi más confiable y desinteresado aliado en mis proyectos de Moda en el Valle del Cauca.

Gracias por leerme,

Kahren Rondon

Referencias bibliográficas 1.Minimización de residuos textiles (s.f.).http://ec.europa.eu/environment/life/project/Projects/index.cfm?fuseaction=home.showFile& rep=file&fil=LIFE05_ENV_ES_000285_LAYMAN_ES.pdf

0

Comments

comments

No tags 0